Blog

Portal Tarot y la vaquita

Portal Tarot y la vaquita

Desde Portal Tarot y para cambiar un poco de tema, traemos la fábula de “La vaquita”. Los animales enseñan, diariamente, sin palabras.

Las enseñanzas con historias y parábolas fueron usadas, hasta por Jesús, desde el inicio de los tiempos. Son ejemplos moralizantes. Ya hemos traído muchos a este blog y Portal Tarot acerca otro que ha visto en las redes sociales. Trata sobre una historia que tiene como protagonistas a un maestro, su discípulo y una vaca. Por cierto, varias personas han hecho uso de la oferta de Portal Tarot. ¿Y tú? Te esperamos.

Portal Tarot y la vaquita

Paseaban, por la India, un maestro junto a su discípulo, por un bosque. En un instante determinado vieron un lugar que parecía empobrecido y decidieron acercarse. Mientras tanto el maestro iba informando a su discípulo acerca de cuán importante es visitar tanto a personas como a lugares para recibir e intercambiar experiencias. Cualquier acción, momento y lugar tiene su aprendizaje.

Aunque carente de lujos, el lugar parecía muy bello pero existían signos de pobreza: vivían, en una casa de madera, algo destartalada, una pareja -matrimonio- con tres hijos a su cargo. Sus ropas estaban sucias y sus pies descalzos. No podían ni permitirse una aguja para reparar, un poco, lo maltrecho del vestido. El maestro preguntó al progenitor si no existían formas de trabajo o comercio para sobrevivir, y, si era así, cómo podían, ellos, alimentarse.

El buen hombre le respondió que ellos tenían una vaca, pequeña, pero muy fructífera, que les daba leche a diario. De esa leche vendían, una parte, o la intercambiaban por alimentos en una ciudad cercana y, con la otra pare, producían queso, nata, manteca  y otros productos para sobrevivir. El sabio agradeció sus palabras. Miró a su alrededor. Se despidió de las buenas gentes y se marchó.  Siguieron el camino y, repentinamente, a mitad de travesía el maestro mandó a su discípulo que trajera la vaca porque se la iban a llevar.

No daba crédito a sus oídos, el joven. No sabía lo que hacer. Cuestionó a su maestro replicando que dejarían a la familia sin su medio principal de alimento, que no era justo. Pero el maestro permaneció en un silencio absoluto así que tuvo que cumplir la orden. Recogió la vaca y la dio a su maestro quien, durante un período de diez años, hizo desaparecer la vaca sin que el joven supiera qué había sido de ella.

Como no recibió respuesta alguna, el discípulo decidió dejar a su maestro y acercarse, de nuevo, a la humilde casa, para pedir perdón a los habitantes y ayudarlos en sus necesidades. Encontró un enorme cambio en el lugar: había un hermoso jardín, con árboles. La casa se había convertido en una mansión. El enorme garaje contenía varios automóviles y los niños jugaban en un parque cercano. El joven estaba desesperado.  Si por su culpa la familia tuvo que vender sus posesiones para sobrevivir.. eso le hacía sentirse más culpable.

Aceleró el paso  y se apresuró a preguntar por la familia que, años atrás, vivía en aquel mismo lugar. Al entrar en la mansión se dio cuenta de que la familia, con algunos años de más, era la misma que había conocido junto a su maestro. Tras deshacerse en elogios, preguntó al progenitor, de nuevo, cómo habían conseguido  cambiar de vida. El buen hombre respondió que ellos tenían una vaquita, de la cual vivían. El animal desapareció y no volvieron a saber de ella así que tuvieron que desarrollar otras acciones y habilidades para sobrevivir y, por eso, alcanzaron la fama y el éxito que tenían ahora.

Llámanos:

806 48 41 58 – 

Tarot Visa

Skype : portaltarot

España : 984 986 172  

USA : 011.34.984.986.172  

Mundo : 00.34.984.986.172 – See more at: http://www.portaltarot.com/

Vaca

Vaca